Versículos de la Biblia Sobre la Confianza en Dios

Mateo 6:26

Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?

Santiago 1:6

Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento.

Salmos 56:4

Confío en Dios y alabo su palabra, confío en Dios y no siento miedo. ¿Qué puede hacerme un simple mortal?

Proverbios 16:20

El que atiende a la palabra prospera. ¡Dichoso el que confía en el Señor!

Filipenses4:19

Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.

1 Juan 4:16

Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

Proverbios 29:25

Temer a los hombres resulta una trampa, pero el que confía en el Señor sale bien librado.

 

Salmos 91:1-2

El que habita al abrigo del Altísimo se acoge a la sombra del Todopoderoso. Yo le digo al Señor: Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío.

1 Juan 5:14

Esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que, si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.

Hebreos 13:5

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: Nunca te dejaré; jamás te abandonaré.

 

Salmos 143:8

Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.

Artículo recomendado  Versículos de la Biblia sobre el Bautismo

Isaías 26:3

Al de carácter firme lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía.

Salmos 56:3

Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza.

1 Juan 3:21-22

Queridos hermanos, si el corazón no nos condena, tenemos confianza delante de Dios, y recibimos todo lo que le pedimos porque obedecemos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.

Salmos 16:1

Cuídame, oh Dios, porque en ti busco refugio.

Isaías 43:2

Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo, cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas.

Hebreos 13:6

Así que podemos decir con toda confianza: El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué me puede hacer un simple mortal?.

Salmos 37:5-6

Encomienda al Señor tu camino, confía en él, y él actuará. Hará que tu justicia resplandezca como el alba, tu justa causa, como el sol de mediodía.

Loading

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir